Δ I
Δ II
Δ III
F. Robin Blackhell

Ian McKintosh

Bruce McKintosh

Kyran A. Hackett

Cossett Cavendish
☢Trama aqui!
................................................................................

☢Trama Aqui!
................................................................................
Últimos temas
» Daynareth A. Levesque || Expediente ||
Miér Ago 10, 2016 1:53 pm por Almighty

» Familia Grimblack | 0/2
Lun Jul 25, 2016 4:55 pm por Aleksandar E. Grimblack

» Una parada y un reencuentro [Ian McKintosh]
Miér Jul 20, 2016 9:51 pm por Roderick A. Lightshield

» Solicitud de Empleos | 1850
Miér Jul 20, 2016 2:30 pm por Almighty

» Registro Unico
Miér Jul 20, 2016 2:30 pm por Almighty

» Misión no-secreta [F. Robin Blackhell]
Mar Jul 19, 2016 9:06 pm por F. Robin Blackhell

» +18 - The darkest night - Sergei Köhler
Dom Jul 17, 2016 8:05 pm por Evan Dalgliesh

» Petición de Rol
Jue Jul 14, 2016 1:46 pm por E. Amelie Potter

» Ilina A. Butler - ID - En construcción
Mar Jul 12, 2016 10:25 pm por Almighty


Una parada y un reencuentro [Ian McKintosh]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una parada y un reencuentro [Ian McKintosh]

Mensaje por Roderick A. Lightshield el Mar Jul 12, 2016 10:08 pm



Una parada y un reencuentro.

Siglo XXX - Centro de Alderaan - con Ian McKintosh
Alderaan. Un planeta reconocido por sus grandes construcciones y ajetreada ciudadanía que siempre están de un lado a otro, y en donde puedes encontrar de todo, literalmente. No es que en otros sistemas o planetas no sea así, pero pareciera ser que Alderaan es bastante más moderna que otros lugares y por eso también es que me encuentro allí, pasando un rato, descansando de mis turnos como soldado, desligado de mi traje que hace resaltar entre los ciudadanos comunes y corrientes. Ahora simplemente soy yo, Roderick, dirigiéndose a un pequeño local en donde ofrecen café y sándwiches, la cual está en una esquina de una de las más grandes avenidas.

-Un café, por favor. -la joven que me atendía anotó mi simple y conciso pedido en un dispositivo y se dirigió al mesón para realizarlo. Mi pequeña mesa daba a la ventana de la calle, una perfecta vista para estar pendiente de lo que ocurría a mis alrededores. La luz ya estaba llegando y dando contra el local. Estaba tibio. Me saqué la chaqueta y la acomodé en el respaldo de mi asiento en el momento que la misma joven de hace unos segundos traía mi pedido. -Muchas gracias, señorita. Es usted muy amable. -le dije sonriente y cortés. Nada mejor que algo tan corriente y cotidiano como un café para cargar las energías.

Poco a poco el local empezaba a llenarse de ciudadanos haciendo diferentes pedidos, a veces desviaba mi mirada a ellos, sin intenciones alguna, sólo para fijarme en lo que hacían mientras bebía mi café.

Y entre tanta gente, un hombre logra captar mi atención. Frunzo el ceño, curioso. Parece ser un conocido... Mmm ¿Covenant? no. -¡Ah! -exclamé. -¡McKintosh! -alcé mi voz lo suficiente como para que él me escuchara, mas no para captar la atención del resto y levanté una de mis manos para saludarlo. Ian, uno de los más jóvenes del senado (según sé), pareciera que también estaba dándose el lujo de descansar, y que para ser sinceros, entre tanta gente parecía uno más de ellos. Me preguntaba si es que estaba acompañado, ya que no es normal ver a uno de ''nosotros'' tan sólo, a no ser que sea para algo en específico.

Esperaba a que aceptara mi indirecta invitación para sentarse junto a mí y compartir un par de palabras.


avatar
Mensajes :
11

Galeones :
25362

Ver perfil de usuario
30th

Volver arriba Ir abajo

Re: Una parada y un reencuentro [Ian McKintosh]

Mensaje por Ian McKintosh el Miér Jul 13, 2016 7:40 am

Alderaan era uno de esos planetas al que ibas para disfrutar un buen descanso. Era una metrópolis pujante, pero daba una sensación muy diferente a la da de Coruscant. Aunque detestaba que estaba de visita oficial como senador. Era tediosa la política a veces, tratar hacer entender a los demás de que las cosas se hacen de una forma por el bien de los demás y de mantener la paz, evitar disputas y guerras y demás. Pero claro, la terquedad era mas poderosa que la razón.

Ya llevaba varios días en reuniones tratando que un grupo de comerciantes dejaran ciertas practicas ilegales, cuando por fin pude ver un descanso. No me fue difícil escabullirme y buscar un poco de tranquilidad, así que sin mas de un pensamiento, me lance a la ciudad, caminando entre la gente, tratando de pasar incógnito. Entre en un pequeño local, donde la comida y el café era bastante decente.

No tenia ni dos segundos de haber entrado cuando mi intento de pasar incógnito fue totalmente destruido. Mire hacia una de las mesas cercanas a uno de los ventanales. Tarde en reconocer a la persona, hasta que mi cerebro dio con el rostro. - ¡Roderick!- me acerque hasta su mesa, tomando asiento frente a el.- ¿Como haz estado?- le pregunte.- ¿Que te trae a Alderaan?- era parcial curiosidad mi ultima pregunta, y obtener información por otro lado, ya que al ser subordinado de Bruce, tenia interés si estaba en una misión, aunque lo dudaba, por la exuberancia con la que llamo mi atención.
avatar
Mensajes :
38

Galeones :
34952

Ver perfil de usuario
30th

Volver arriba Ir abajo

Re: Una parada y un reencuentro [Ian McKintosh]

Mensaje por Roderick A. Lightshield el Vie Jul 15, 2016 8:48 pm



Una parada y un reencuentro

Siglo XXX - Centro de Alderaan - con Ian McKintosh
Mantuve mis manos sosteniendo la peculiar taza de café blanca. Mis dedos ya estaban tibios debido al contacto con el objeto y eso me agradaba bastante, el frío no era realmente lo mío.

Una sutil sonrisa se formó en mi rostro cuando vi que Ian se aproximaba a mi mesa, ya que estaba gustoso de compartir mi corta estadía con alguien conocido. Lo esperé a que se sentara frente a mí y estuviese cómodo. -Algo cansado, pero bien dentro de todo. -le contesté y acerqué mi café para beber un poco de este. Fueron los segundos suficientes como para contestar a la siguiente interrogante. -Pues nada oficial o particular. Estoy tomándome un descanso luego de una gran jornada. Un soldado también tiene derecho a relajarse un poco.

Llevé uno de mis brazos al respaldo del asiento, tomando una posición relajada, luego miré por unos segundos por la ventana. La luz solar estaba dando con todo y cada vez había más y más personas dentro, posiblemente buscando un lugar para zafarse del calor. -¿Tú tienes algún asunto importante? es raro que alguien como yo esté por estos lados y solo, pero tú... Es más de extrañarse. ¿No ha surgido ningún inconveniente? -pregunté, y a medida que las palabras salían de mi boca mi entonación se tornaba a una más preocupada, mas continuaba con mi peculiar postura en la silla. Esperaba que su respuesta fuese un gran NO, ya que últimamente los Caballeros de Krymm han estado causando estragos en diferentes planetas. Realmente los detesto.

Pronto la joven que hace unos minutos atrás me había servido el café, se acercó nuevamente a la mesa para, lo más probable hacer un nuevo pedido. -Yo invito el desayuno. -me ofrecí y me acomodé en mi lugar, llevando ambas manos al frente, haciendo una mueca de gracia.
avatar
Mensajes :
11

Galeones :
25362

Ver perfil de usuario
30th

Volver arriba Ir abajo

Re: Una parada y un reencuentro [Ian McKintosh]

Mensaje por Ian McKintosh el Miér Jul 20, 2016 8:30 am

- Claro, todo el mundo se merece un descanso- y conociendo a Bruce, Roderick lo tenia mas que merecido, su hermano era todo un tirano con todo los miembros del Covenant. Lo hacia por el bien de todos, pero a veces sentía que el exageraba. Momentos como esos, daba gracias que estuviera dentro de la política y no como miembro a tiempo completo del Covenant, ya hubiera matado a Bruce después de dos reuniones.

- Lo se, créeme, lo se, fue rudo zafarme, pero necesitaba un descanso, llevo día en reuniones, y Alderaan siempre me ha gustado, no podía dejar de pasear así fuera por unas horas- le confese- Y puras reuniones, tratando de que los cabezas huecas entiendan que las políticas del Senado Galáctico no están por puro adorno, si no por el bien de todos- un joven se acerco, a tomar nuestro, Roderick no perdió el tiempo en invitar el desayuno. Le sonreí.

- Pero que galante- le dije con humor en mis palabras- ¿Como puedo negarme? Un desayuno gratis nunca esta demás- me reí un poco, me gire a la joven, dándole mi pedido- Si no fueras hetero, ya hubiera hecho algun tipo de pase contigo- le dije, riéndome ante el sonrojo que cruzo tu cara. Roderick era buen soldado, excelente en batalla, pero a veces era tan tierno como un oso de peluche.
avatar
Mensajes :
38

Galeones :
34952

Ver perfil de usuario
30th

Volver arriba Ir abajo

Re: Una parada y un reencuentro [Ian McKintosh]

Mensaje por Roderick A. Lightshield el Miér Jul 20, 2016 9:51 pm



Una parada y un reencuentro

Siglo XXX - Centro de Alderaan - con Ian McKintosh
Si ser un soldado para mí ya es un trabajo arduo, no me imagino ser senador. De primer instancia yo de seguro no podría saber manejar bien mis tiempos y horarios, pues ya de por si necesito organizarme y a veces mis turnos no terminan a la hora que yo deseo, incluso tengo cargos extras que, en realidad no me molesta para nada cumplir, pero es verdad que llega un punto en donde de verdad quieres descansar por una semana completa.

Y por ahora este día estaba siendo perfecto.

Dejé que una sonrisa hiciese presencia cuando Ian aceptó mi invitación del desayuno, luego alcé mis cejas e hice una mueca extraña y graciosa con mi boca debido a su comentario. Era divertido. -¿A qué te refieres con eso? -le pregunté debido a su última frase, no es que me incomodara lo que decía, pero fue algo repentino o que en realidad no me lo esperaba, mas lo tomé a la ligera y no permití que afectara nuestro encuentro.

Pronto la joven hizo su regreso con el pedido de Ian. La pobre chica después empezó a darse miles de vueltas entre tantos pedidos que la gente le hacía. La quedé mirando un rato, parecía afligida, pero de todas formas le sonreía a la clientela. Volví en mí, y bebí de mi café que aún permanecía caliente. -¿Sabes si los Caballeros de Krymm se han manifestado? -pregunté repentinamente en tono bajo, no era bueno hablar de ellos frente a tanta gente, mucho menos en un lugar público.

Los Caballeros de Krymm... Los mayores enemigos de The Covenant y de los del Senado. Simplemente me hartaban, muchas veces no podía creer cómo es que estaban dispuestos a distorsionar las cosas y atacar a gente inocente, pero luego recordaba a mi propia familia, a mis antiguos ancestros, y es entonces pensaba que inclusive en el más terrible lugar, un alma pura podía nacer y cambiar todo. Obviamente yo fui la gran excepción de la familia Kalena, y no podía sentirme más orgulloso que ahora ser Lightshield, sólo Lightshield. Una generación nueva.


avatar
Mensajes :
11

Galeones :
25362

Ver perfil de usuario
30th

Volver arriba Ir abajo

Re: Una parada y un reencuentro [Ian McKintosh]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.